Platos ovalados. Ventajas e inconvenientes

¿Para qué sirven los platos ovalados?

 

Los platos ovalados están de moda tanto en ruta como en mtb, pero la pregunta es… ¿son eficientes? La respuesta obviamente es que sí, pero ojo, cada ciclista tiene una manera diferente de pedalear aunque visualmente no lo parezca, y por tanto el plato ovalado debe colocarse de una manera u otra, determinando previamente la posición correcta y el grado de ovalidad.

 

Con platos convencionales o redondos, hay un punto a lo largo del recorrido de las bielas durante el proceso de pedaleo que no ejerce fuerza alguna, ni positiva ni negativa, es decir, la entrega de potencia no es constante. Este punto se encuentra aproximadamente cuando la biela está en posición vertical respecto al suelo, y al considerarse ‘punto muerto’ perdemos efectividad y por tanto rendimiento.

 

En cambio, con platos ovalados, este punto muerto desaparece, de manera que se aprovecha la fuerza que ejercemos sobre las bielas a lo largo de todo el recorrido de la pedalada.

En la imagen de la derecha observamos dos lineas, una verde y otra morada. La linea verde representa la gráfica del intervalo de potencia de unos platos redondos ejercido por ambas piernas, la cual sube y baja sin ser constante. El momento de más entrega energética se encuentra en la posición horizontal de las bielas.

 

Sin embargo, la linea morada que corresponde a unos platos ovalados, sigue una tendencia mucho más constante, de manera que los picos de potencia entre ambas piernas no son tan pronunciados como en platos redondos. La intensidad de la pedalada en el caso de los platos ovalados es por tanto más constante en su ritmo de pedaleo.

Spinscan con platos redondos. Observamos gráfica (linea blanca) con forma de cacahuete, no circular y por tanto menos eficiente.
Spinscan con platos redondos. Observamos gráfica (linea blanca) con forma de cacahuete, no circular y por tanto menos eficiente.
Spinscan con platos ovalados. Observamos gráfica (linea blanca) con una forma mucho más redondeada respecto a los platos redondos. Lo que indica una pedalada más eficiente.
Spinscan con platos ovalados. Observamos gráfica (linea blanca) con una forma mucho más redondeada respecto a los platos redondos. Lo que indica una pedalada más eficiente.

¡Ojo! es importante no confundir platos redondos con pedalada redonda. Contrariamente a lo que se puede pensar, los platos ovalados ofrecen al pedaleo una mayor sensación de redondez y son en consecuencia más eficientes.

 

Ventajas:

  • Mejor aprovechamiento de la fuerza durante toda la pedalada.
  • Reducen la presión ejercida sobre la rodilla, suavizando la tensión sobre los músculos flexores.
  • Se produce una entrega de watios (aprox.6,2%) más limpia y redonda con platos ovalados que con platos redondos.
  • Mejora de la aceleración y la cadencia con esfuerzos máximos.
  • Mayor equilibrio muscular.

Desventajas:

  • No todo ciclista aprovecha la ovalidad de igual manera, requiere un análisis previo de la pedalada para identificar la posición correcta.
  • Se necestita un periodo de adaptación para que poder obtener el rendimiento esperado.
  • Pueden aparecer molestias y dolores musculares durante las primeras rutas debido al periodo de adaptación. 

 

Fuente: Custom4us, Cyclingcenterdallas

 

0 comentarios

Análisis del Torque. La pedalada perfecta

La biomecánica del ciclismo tiene como objetivo principal maximizar el rendimiento del ciclista, tanto mejorando la eficiencia de pedaleo como optimizando la posición sobre la bicicleta. A más eficiencia, el ciclista será capaz de gestionar mejor la energía utilizada durante el gesto del pedaleo, reduciendo así el gasto energético con la mayor potencia posible.

 

Para poder identificar posible patologías y analizar si el ciclista tiene una buena o mala técnica de pedaleo, en Podoesportiva contamos con un rodillo computerizado ‘Computrainer Lab’, el cual nos sirve para interpretar qué músculos intervienen al pedalear y en qué momento lo hacen.

Interpretación gráfica:

  • Gráfico de barras donde la aplicación de la fuerza se cuantifica en la coordenada ‘Y’, y el momento o punto donde se aplica la misma en la coordenada ’X’.
  • Gráfica disociativa donde se refleja la aplicación de la fuerza en la fase descendente de una pierna, más la aplicación de la fuerza en la fase ascendente de la otra.
  • La forma monte-valle corresponde con la forma de pedalear. Los picos de fuerza deben estar en 90°-95° dependiendo de la cadencia de pedaleo. La cadencia óptima para obtener una buena interpretación es de 90 pedaladas (3-4 watt/kg).
  • El porcentaje de aplicación de fuerzas debe ser del 50%. En caso de no ser simétrico, existirá probablemente una alteración del patrón motor consecuencia de una patología concreta (rotación/basculación pélvica, dismetría anatómica y/o funcional). 
  • Una pedalada óptima será aquella que en los puntos muertos 0° y 180° la única fuerza aplicada sea la de la propia inercia.

Pedaleo inercial, el pedaleo óptimo

 

La técnica de pedaleo es sin duda una de las claves para conseguir maximizar el rendimiento deportivo del ciclista. En este sentido nos encontramos ante dos técnicas: el pedaleo redondo y el pedaleo inercial.

 

Tradicionalmente se ha explicado la mecánica del pedaleo mediante el pedaleo redondo, con el cual el ciclista aprovecha la fuerza durante todo el recorrido del ciclo de la pedalada. Si bien es cierto que teóricamente puede parecer mejor, la verdad es que esta técnica es contraproducente y probablemente lesiva.

 

Estudios realizados por fisiólogos fundamentaron que el pedaleo redondo produce anoxia muscular por fatiga, es decir, los diferentes grupos musculares que ejercen la potencia no reciben el suficiente oxígeno y por tanto no producen retorno venoso.

 

Además, esta técnica puede provocar, con toda probabilidad, molestias a nivel lumbar, inestabilidad pélvica, lesiones a nivel de psoas ilíaco y también del tensor de la fascia lata y sartorio. Todo ello provocado, precisamente, por fatiga muscular de zonas que no están preparadas para ejercer potencia sino que tienen como objetivo ejercer una misión postural.

 

En cambio, el pedaleo inercial, es la alternativa lógica y biomecánicamente eficiente. El punto en el que la biela esta paralela al suelo (zona de 90°) es el punto en el que se desarrolla más fuerza, exceptuando cuando la cadencia es alta y la resistencia bajaPor tanto, en la fase descendente del pedal aplicaremos fuerza propulsiva, siendo el punto de 90° el de mayor fuerza. El recobro o fase ascendente del pedal coincidirá con la fase descendente del pedal de la otra pierna, fruto de la propia inercia.

 

Fuente: Custom4us, Planetamountainbike

0 comentarios

9 estiramientos básicos para ciclistas

Lo mejor para evitar lesiones y molestias es realizar una serie de estiramientos antes y después de nuestra salida en bicicleta, ya sea de carretera o de montaña. De esta manera, preparamos los músculos para el ejercicio y activamos el riego sanguíneo en las zonas que más lo van a necesitar. Los estiramientos básicos son muy sencillos y rápidos de hacer, y nos evitarán más de una lesión que podría dejarnos en dique seco una buena temporada.

 

Estos ejercicios deben realizarse siempre en relajación y sin rebotes o esfuerzos suplementarios.




1. Cuádriceps: Sólo hay que tirar de la rodilla hacia la nalga manteniendo el equilibrio utilizando la bicicleta como soporte. Si queremos estirar más hay que hacer fuerza como si quisiéramos estirar la rodilla pero sujetando el pie con firmeza. 2 o 3 repeticiones de 20" en cada pierna.

 

2. Femorales: Se apoya el talón sobre el sillín, sujetando la punta del pie con la mano del mismo lado y el manillar con la mano opuesta. Hay que doblar la espalda hacia la pierna que está en alto. Cuanto más nos tumbemos, más sentiremos el estiramiento. 2 ó 3 repeticiones de 20" en cada pierna.

 

3. Gemelos: Montados en la bicicleta y manteniendo un pie enganchado o apoyado en el pedal, colocamos la biela abajo y hacemos presión con el talón hacia el suelo. Cuanto más bajemos el talón y más hacia adelante echemos el cuerpo, más eficaz será el estiramiento. 2 ó 3 repeticiones de 20" en cada pierna.

 

4. Psoas Ilíaco: Damos un gran paso hacia el frente (o hacia atrás) manteniendo la pierna adelantada doblada y perpendicular al suelo, empujando la cadera hacia el suelo y con la espalda erguida. La bicicleta servirá para estabilizarnos. 2 ó 3 repeticiones de 20" en cada pierna.

 

5. Espalda: Sujetamos la bicicleta por el manillar y el sillín y doblamos el torso hacia ella, con las piernas estiradas. A medida que vamos bajando iremos sintiendo más alivio en la espalda. 2 ó 3 repeticiones de 20".

 

6. Antebrazos: Apoyamos los dedos contra los puños y doblamos las muñecas hacia delante manteniendo los codos estirados. A mayor flexión, mayor estiramiento. 2 ó 3 repeticiones de 20" en cada brazo.

 

7. Tríceps: Estiramos el brazo hacia el cielo y después doblamos el codo hacia la espalda. Con la otra mano sujetamos el codo y tiramos de él. 2 ó 3 repeticiones de 20" en cada brazo.

 

8. Cervicales: Con la espalda recta, sujetamos la cabeza con una mano y tiramos de la cabeza hacia ese lado. Si colocamos el brazo contrario detrás de la espalda, conseguiremos más tensión. 2 ó 3 repeticiones de 20" en cada lado.

 

9. Abductores: Sentados en el suelo, unimos la planta de ambos pies y con ayuda de las manos las desplazamos hacia nosotros doblando la rodilla. Después, presionamos hacia abajo las piernas con ambos brazos. 2 ó 3 repeticiones de 20".

 

Visto en |Todomountainbike

Descarga
Estiramientos para ciclistas.pdf
Documento Adobe Acrobat 391.7 KB
0 comentarios